Photoblog del entorno mediterráneo

Entradas etiquetadas como “Albufera

L´Albufera de Valencia

“Valencia es esa esmeralda sobre la que corre un río de perlas.
Es como una novia en la que Dios puso toda la hermosura
y le dio una eterna juventud.
En ella brilla perpetua una luz refulgente
porque el sol juguetea con el río y la Albufera”.

Al Russafí.

Recientemente estuve realizando un interesante curso de composición fotográfica en la Albufera de Valencia. Impartido por Luis Calvente, de Objetivo Valencia, me permitió obtener algunas interesantes estampas que muestro a continuación.

Albufera_DSC0057puntogris

El Parque Natural de la Albufera (del árabe al-buhayra, “el pequeño mar”) se ubica en la Comunidad Valenciana, unos diez kilómetros al sur de la ciudad de Valencia. Este bello y singular paraje, de más de veinte mil hectáreas, comprende el sistema formado por la Albufera propiamente dicha, su entorno húmedo, y el cordón litoral adyacente a ambos.  La Albufera es en realidad una laguna costera rodeada de más de doscientos kilómetros cuadrados de arrozales y separada del mar por una estrecha barra litoral arenosa con dunas estabilizadas por un frondoso bosque de pinos (Dehesa del Saler).  Aquí podéis ver un bonito rincón de típica pinada a pocas decenas de metros del Mediterráneo; toda una delicia.

Albufera_DSC0065

Además es una de las pocas Albuferas que se conservan en buen estado en la Comunidad Valenciana, cuya costa estaba formada antiguamente por una sucesión de albuferas y marjales. Varios de estos últimos aún se pueden ver hoy en día en la costa valenciana. Entre la Dehesa y el mar, podemos disfrutar de un estupendo lago, conocido como el Lago de Pujol.

Albufera_DSC0066

Su valor ecológico es enorme ya que es zona de paso para muchas especies de aves migratorias y aquí se encuentran especies de peces de gran valor ecológico en peligro de extinción, como el fartet o el samaruc. Existe un embarcadero desde donde podemos tomar barcazas que realizan interesantes recorridos.

Albufera_DSC0051puntogris_azul

Anuncios

Curiosa Naturaleza

“Después de todo

la muerte es sólo un síntoma

de que hubo vida”.

Mario Benedetti.

En un paseo por las inmediaciones del bonito pueblo de El Palmar, en pleno corazón de l´Albufera de Valencia, tuve la ocasión de contemplar, en un mismo día, dos curiosos fenómenos que no se ven todos los días.

El primero fue una congregación fabulosa de peces aparentemente afanados en conseguir algo de aire en una lucha sin tregua por la supervivencia. Os puedo asegurar que el canal, de varios metros de anchura y decenas de metros de longitud, uno de los que recorren las afueras del pueblo, estaba completamente atestado de individuos de esta especie.

ElPalmar_DSC0032 (1)

La imagen es curiosa y hasta ligeramente inquietante. Cientos de miles de «llisses» (lisas) ocupan los canales para refugiarse de las bajas temperaturas que en invierno se dan en las aguas del lago de l´Albufera y de depredadores como los cormoranes. Estos animales tienen hábitos migratorios. Entran al lago cuando la temperatura del mar, donde se reproducen, es baja  y tienen tendencia a regresar a él cuando la temperatura del estuario supera cierto umbral, ya en el verano. En el lago se quedan los peces más pequeños, que son los que en la imagen buscan refugio en el Palmar. El movimiento de estos bancos está condicionado por el régimen de apertura de compuertas, que a su vez está determinado por la disponibilidad de agua en el lago. Para que estas especies, siguiendo sus impulsos naturales,  puedan transitar entre el lago y el mar deben encontrar abiertas las compuertas que comunican el Mediterráneo con l´Albufera.

El segundo fenómeno creo que no requiere más explicación. Es evidente que la rapaz sufrió algún desafortunado contratiempo justo después de haber cazado a la presa que mantiene firmemente retenida en sus garras.

ElPalmar_DSC0032 (2)

El final del frío y húmedo día invernal nos regaló una bonita estampa de los arrozales anegados bajo la atenta mirada de la Sierra de Corbera.

ElPalmar_DSC0052